Martes, 28 de octubre de 2008

8 Octubre 2008 por Alberto Cerezuela Rodriguez



Nombre: Moisés Garrido Vázquez

Libros: El negocio de la Virgen 

Entrevista: Octubre 2008

Entevista de Alberto Cerezuela – www.albertocerezuela.com

“Fe e ingenuidad van casi siempre de la mano. Y por eso aparecen sinvergüenzas en esos lugares que se aprovechan de la credulidad ajena, sobre todo, económicamente…”

Moisés Garrido Vázquez es desde hace más de veinte años investigador y divulgador de temas relacionados con los fenómenos anómalos. Especialista en fenomenología religiosa –misticismo, apariciones marianas, grupos de dinámica sectaria…–, ha sido miembro y directivo de diversas agrupaciones dedicadas al estudio de los sucesos inexplicables. Es colaborador habitual de diferentes medios de comunicación y durante nueve años co-director del programa Frontera de lo Desconocido (COPE-Huelva). Fue corresponsal de las desaparecidas revistas especializadas Karma-7 y Espacio y Tiempo y en la actualidad colabora con ENIGMAS del Hombre y del Universo y Más Allá de la Ciencia, además de ser redactor jefe y asesor de la página web Frontera Desconocida. Sus trabajos se caracterizan siempre por un enfoque riguroso y muy crítico, centrándose en los últimos años en el estudio del factor-testigo, lo que le ha llevado a profundizar en cuestiones como los estados modificados de conciencia y las experiencias transpersonales . Se declara agnóstico, aunque manifiesta un gran interés por estudiar todo lo relacionado con el mundo de las creencias y la milagrería popular.

 

En primer lugar felicitarte por tu gran trabajo. ¿Cuánto tiempo te ha llevado reunir toda la información? Me quito el sombrero ante tus investigaciones. 

- Gracias por tus palabras, Alberto. Este tipo de investigaciones requiere mucho tiempo y mucha paciencia. No es fácil obtener información inmediata y mucho menos ganarte la confianza de los videntes y acólitos. Son grupos muy cerrados y muy reticentes a la hora de hablar con periodistas e investigadores. Si quieres llegar al meollo del asunto, en muchas ocasiones tienes que infiltrarte entre ellos como un creyente más. Yo comencé a investigar el tema en 1987, así que cuando escribí el libro ya llevaba 18 años reuniendo información de primera mano.


¿Cómo es posible que haya gente que se aproveche de la fe de las personas?

- Porque fe e ingenuidad van casi siempre de la mano. Y por eso aparecen sinvergüenzas en esos lugares que se aprovechan de la credulidad ajena, sobre todo, económicamente. Muchos fieles suelen acercarse a los enclaves marianos muy desesperados, angustiados, con problemas de salud, y optan por entregar dinero a la causa mariana pensando que así recibirán ayuda celestial. La cara visible de las ‘apariciones marianas’ no tiene nada que ver con lo que me he encontrado dentro, en torno a los grupos sectarios que se esconden detrás, y cuyo único fin es el lucrativo. No hay nada espiritual detrás de esa benévola imagen de gente orando y videntes en éxtasis transmitiendo supuestos mensajes divinos. Si la gente en vez de ser tan excesivamente crédula empleara más el sentido común, no ocurrirían estas cosas que parecen impropias del siglo XXI. Pero, desgraciadamente, la superstición y el fanatismo religioso es algo intrínseco al ser humano.

Los pelos como escarpias se me ponen sólo de imaginarme el enriquecimiento de estas personas a costa de los demás. Se han amasado auténticas fortunas con las apariciones marianas, ¿verdad?

null

 

- Pues la verdad es que sí. Recientemente la vidente Amparo Cuevas y los principales cabecillas de las apariciones de Prado Nuevo de El Escorial han sido interrogados por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Ciertas fuentes a las que he consultado elevan a 300 millones de euros el patrimonio de dicho entramado. No hace mucho entrevisté a Juan Carlos Bueno Suescun, portavoz de la ‘Asociación de Víctimas de las Supuestas Apariciones de El Escorial’, que acoge a miembros afectados por la ‘Fundación Virgen de los Dolores’, grupo creado en torno a dichas apariciones. Los datos que me proporcionó Suescun son escalofriantes. Hay una clara componente sectaria destructiva detrás. Desde dichas apariciones se predica la caridad cristiana, sin embargo los líderes practican el enriquecimiento lucrativo. Del mismo modo podemos hablar de las apariciones del Palmar de Troya, Pedrera, Denia, Alcira, etc. No hay duda de que la fe es un rentable negocio y algunos avispados sacan buen partido de ello.    


A lo largo de tus investigaciones, ¿has dado con algún testimonio que te haya hecho dudar o cambiar una creencia determinada que tenías?

- No. Los casos de curaciones, de visiones, de éxtasis, etc. tienen causas perfectamente estudiadas por la psicología y la psiquiatría. ¿Hay ocasionalmente fenómenos de naturaleza paranormal? Posiblemente sí. En esos ambientes de excitación psicoemocional, de fervor popular, de sugestionabilidad y de contínuos rezos pueden desencadenarse algunos hechos de etiología parapsicológica que luego pueden ser interpretados erróneamente como sobrenaturales. No lo descarto. Pero también te confirmo que son los menos. La mayoría de los fenómenos, cuando no son fraudulentos, encajan perfectamente en lo psicológico. Hay mucho de ilusiones ópticas, alucinaciones, errores perceptivos, delirios paranoicos, estados alterados de conciencia, hipnosis colectiva, etc. He interrogado a muchísima gente en esos enclaves, pero no me he encontrado hasta ahora con un testimonio lo suficientemente extraordinario para considerarlo milagroso, como algo que excede nuestros conocimientos sobre la naturaleza. Gracias a mis investigaciones sobre las ‘apariciones marianas’ me he vuelto mucho más escéptico con respecto a todas estas cuestiones.   

   

null

El escritor frente al "fresno" del Escorial

 

 

¿Cómo se descubre a un testigo falso?

- Cuando investigas durante cierto tiempo en estas temáticas, te conviertes en una especie de detective. Se te afina el olfato. Y terminas más interesado por la vertiente humana, sectaria y delictiva que por lo que ibas buscando al principio, o sea, por las presuntas pruebas de la sobrenaturalidad o paranormalidad de estas historias. Hay que tener buen ojo para saber quien miente y quien no, y también quien miente deliberadamente y quien lo hace inconscientemente. Cuando interrogas durante un rato a un testigo falso, es fácil pillarle en contradicción mediante varias preguntas trampas. Al proselitista mariano se le ve a leguas en esos enclaves y siempre suele ser el que forma parte del negocio. Las pruebas que aportan para apoyar sus testimonios son tan ridículas que fácilmente descubrimos que son fraudulentas, al menos quienes ya llevamos tiempo metidos en estas lides como investigadores críticos. Porque el crédulo que va a esos sitios acepta todo lo que le cuentan y jamás contrasta la información ni analiza las evidencias.           


¿Has presenciado con tus propios ojos un fraude?

- Sí, éxtasis fingidos, estigmas artificiales, fotos fraudulentas, danzas del sol que no lo son, de todo… Pedrera se lleva la palma en fraudes descarados. La propia vidente y algunos de sus ‘apóstoles’ se disfrazan de la Virgen y de Jesucristo. Una vez, la vidente desapareció por unos minutos en medio de la oscuridad y apareció con la corona de espina sobre la cabeza y sangrando. En ocasiones, ha utilizado perfume mezclado con aceite para impregnar a los presentes. Y todo el mundo grita alborozado pensando que es aroma producido por la presencia de la Virgen. En Gibraleón, la Virgen anunció una danza del sol. Llegado el día, todo el gentío gritaba mirando al astro-rey. Yo estaba allí presente alucinado con el espectáculo, no sobrenatural sino de sugestionabilidad. El cielo estaba nublado y se veía perfectamente la corona solar. No molestaba a la vista. El movimiento de las nubes producía el efecto de que el sol se movía rápidamente por el cielo. Nadie se molestó en tomar como referencia cualquier árbol o montaña para comprobar que el sol no danzaba y que estaban equivocados. Lo que yo he visto en esos sitios es tan grotesco y esperpéntico que no sé cómo hay personas que pueden creer que detrás hay causas sobrenaturales. Además, los mensajes revelados por la Virgen suelen ser infantiles y poco creíbles. Sus profecías siempre han fallado. La gente va a esos sitios deseando ver milagros y no quiere volver a casa sin haber protagonizado alguno. Es normal que con esa predisposición muchos sean víctimas de engaños y burdos fraudes. A veces se lo merecen para que escarmienten, así te lo digo…        

null

Me llama poderosamente la atención el fenómeno de los estigmas. ¿Cómo pueden producirlos estos individuos? ¿Qué técnicas utilizan para engañar al personal?

- Algunos casos pueden ser producidos por vía psicosomática. En psicodermatología se estudian los estigmas bajo el nombre de psicosomatosis cutánea. Es la influencia del psiquismo sobre la piel. Eso es posible y está bien estudiado hoy día. No es nada sobrenatural. Pero la mayoría de los casos que nos encontramos en las ‘apariciones marianas’, como el de la estigmatizada Amparo Cuevas de El Escorial, los estigmatizados de El Palmar de Troya, la vidente Carmen López de Pedrera, Antonia Álvarez de Denia, etc., son fraudulentos. Algunos recurren a la mercromina, otros han utilizado incluso cuchillas de afeitar y navajas para provocarse enormes heridas en el costado y en las palmas de las manos. A veces, se han pintado los estigmas hasta con rotuladores y pintalabios. En fin, no hace falta ser demasiado ingenioso para hacer un estigma fraudulento. Saben que van a contar con la credulidad de sus fieles y nadie va a exigir explicaciones. Y cuando algún médico ha pretendido analizar esos estigmas se le cierran las puertas ipso facto. Dicen que es un sacrilegio investigar los milagros…   


¿Te has sentido amenazado en alguna investigación? ¿Has temido por tu integridad física?

- En algunos casos sí. Por ejemplo, en mi última visita al Palmar de Troya, ya que me pillaron dentro de la Basílica Palmariana haciendo fotos al actual “papa” cismático Pedro II, algo que está totalmente prohibido. Tuvieron modales agresivos a la hora de expulsarnos del recinto. Pensé que la cosa llegaría a las manos con uno de los ‘obispos’. En Pedrera -actualmente conocidas como El Higuerón-, me encaré en varias ocasiones con unos fanáticos que impedían que grabara y entrevistara al personal. Recibí avisos en su momento de algunos seguidores aparicionistas que me invitaban “amablemente” a que dejara de investigar el tema, argumentándome que lo sagrado no se investiga. Para muchos, yo era una especie de aliado del diablo. Hay gente muy reaccionaria que son capaces de cualquier cosa por defender esos chiringuitos milagreros. Unos porque ahí han encontrado sentido existencialista a sus mediocres vidas y no quiere que nadie cuestione la veracidad de estos casos, y otros porque han encontrado el negocio de sus vidas y no quieren ser pillados in fraganti con dinero en las manos en vez de con el rosario. 

      

Sé que has hablado con muchos miembros de la Iglesia. ¿Qué opinan ellos sobre este tipo de fenómenos? ¿Hay párrocos que apoyan las apariciones marianas?

- Hay opiniones para todos los gustos. Me he encontrado a párrocos muy críticos y a otros muy crédulos, dependiendo de sus propios intereses. El papel jugado por la Iglesia en este asunto es muy ambíguo. Siempre exige prudencia pero cuando ve que el enclave mariano ya es tomado por miles de personas, como en el caso de El Escorial, termina apoyándolo y haciéndose con el control. Sabe que a través de las apariciones marianas puede atraer muchas ovejas a su redil, y de paso, obtener suculentos beneficios económicos. Fátima y Lourdes, aunque no están aprobadas oficialmente, solo toleradas al culto, han sido instrumentalizadas desde siempre por la jerarquía eclesiástica y hoy son dos importantes multinacionales de la fe, atrayendo a millones de peregrinos anualmente. Son dos negocios muy prósperos para el Vaticano. ¿Qué haría una religión sin signos milagrosos?…   


Lo del Palmar de Troya es surrealista. Es normal que se llevara incluso al cine. ¿Pudiste hablar en persona con el “Papa” Gregorio XVII? ¿Qué impresión te da?

- Fue imposible acceder al “papa” Gregorio XVII. Lo intenté un par de veces que fui con esa pretensión al ‘Palacio Apostólico’ que tenían en la calle Abad Gordillo de Sevilla. Imposible. Tenía que haberme hecho “obispo” palmariano para hablar en persona con el “papa” cismático, pero no estaba por la labor de hacerme miembro de una secta tan integrista, jeje. La impresión que tengo de dicho visionario es que fue un personaje que sufría serios delirios paranoicos, que era extremadamente megalomaníaco y que arrastraba muchos complejos desde su niñez. Es un personaje muy interesante para estudiar desde la psicología. Parece mentira que fuese el último vidente que apareció tímidamente por El Palmar y finalmente se convirtiera en uno de los visionarios más célebres e histriónicos de la historia, tras autoproclamarse papa cuando falleció Pablo VI.      


¿Cómo está el asunto en El Palmar de Troya hoy en día, tras la muerte del “Papa” Gregorio XVII?



- Aunque también están sufriendo la actual crisis económica que vive nuestro país, ahí sigue manteniéndose este tinglado aparicionista desde hace 40 años, ahora liderado por el “papa” Pedro II, que no es otro que Manuel Alonso Corral, fiel compañero de Clemente y encargado siempre de las finanzas de la secta. Fue el que supo publicitar este entramado entre gente de la ultraderecha política y religiosa, no solo de nuestro país, sino de Francia, Inglaterra, Irlanda, EEUU, Canadá, etc. Solo la Basílica Palmariana está valorada en más de 12 millones de euros. Tienen muchas propiedades en Sevilla y El Palmar, y aunque últimamente han tenido que vender algunas, tienen negocio para rato. Siempre hay algún ingenuo millonario que pica el anzuelo y ofrece dinero a cambio de salvar su pecadora alma…

    

En torno a este tipo de apariciones, hay veces que suelen organizarse auténticas sectas. ¿Realmente hay personas que han dejado su vida para unirse a ellos?

- Sí, los “obispos” palmarianos dejaron todo en su día, familia, trabajo, sus paises de origen, todo… Entregaron sus bienes a los líderes palmarianos y también sus vidas. Viven por y para la ‘Orden Palmariana’. Renunciaron a la libertad y viven en un régimen de esclavitud y de control absoluto. Lo mismo ocurre con las Seglares Reparadoras de El Escorial. Abandonaron familias, estudios, trabajos, parejas y se entregaron en cuerpo y alma a la secta de Amparo Cuevas, a la que consideran una elegida de Dios. Exactamente igual que los miembros de la ‘Orden de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús’, liderada por el vidente Ángel Muñoz, de Alcira. Por supuesto que hay gente que lo deja todo por seguir a estos visionarios. Cuando se dan cuenta que han sido víctimas de una monumental estafa ya muchas veces es tarde y lo han perdido todo, años de su vida y bastante dinero. Muchos ex-adeptos han terminado bajo tratamiento psiquiátrico debido al gran lavado de cerebro que han sufrido dentro de esas organizaciones. Las ‘apariciones marianas’ han destrozado la vida de muchas familias.  

 

Basílica del Palmar de Troya

 ¿Te has encontrado con personas que merecerían incluso entrar en prisión por sus actos delictivos en torno a las apariciones marianas?

- Por supuesto. Estamos hablando de estafas millonarias, asociaciones ilícitas, comportamientos sectarios, coacciones, etc. Por tanto, delitos tipificados en el Código Penal. Quienes los cometen deberían ser detenidos y puestos a disposición judicial. Las víctimas de esas estafas no deberían tener miedo. Sus denuncias evitarían más estafas. Es muy loable lo que están haciendo los integrantes de la ‘Asociación de Víctimas de las Supuestas Apariciones de El Escorial’, a pesar de las amenazas y obstáculos que se han encontrado por el camino. Con sus denuncias, han sacado a la luz lo que se escondía detrás de ese poderoso entramado mariano.



Un labor de hormigas pero que da buen fruto. Integrantes de la Asociación "Víctimas de las Apariciones del Escorial" se concentran en las afueras del lugar de las "apariciones" para protesrar e informar.

 Otra de mis historias preferidas es la de la Virgen de Umbe. Creo que hasta llegó a hablar en euskera. Otras se han manifestado, incluso, con pensamientos políticos. ¿A quién vota la Virgen?

- La Virgen vota a la extrema derecha. Te remito a los mensajes del Palmar de Troya, Talavera, El Escorial o Alcira, mensajes cuyo tufillo ultraconservador son bien evidentes. Se ataca la democracia, el progresismo, el laicismo, el feminismo, la homosexualidad, las libertades… mientras que a la vez se alaba la dictadura franquista, la iglesia preconciliar, las tradiciones más rancias, etc. Está claro de qué signo son quienes potencian los movimientos marianos. Y nada mejor para vender sus consignas y proclamas políticas que revistiéndolas de supuestos mensajes celestiales. Creer que la Virgen María se manifiesta en nuestro mundo para transmitir tales mensajes es de una ingenuidad infinita. Pero hay mucha gente que lo cree.


 Hablemos de la repercusión del libro. ¿Se han cumplido tus objetivos? Por mi zona, cuando algo te sale muy bien, se dice que “se te ha aparecido la Virgen”. Cuéntanos algo sobre tu experiencia editorial y lo que dicen las personas sobre tu trabajo.

- No puedo quejarme de la acogida que ha tenido pese a ser un tema marginal. Supongo que por ser una de las escasísimas obras que ha abordado el asunto de las ‘apariciones marianas’ desde un enfoque crítico y escéptico, de pura investigación periodística, muy alejado del tratamiento piadoso que siempre se ha dado al tema. Recibí muchísimas felicitaciones por parte de colegas del mundillo periodístico especializado en temas del misterio, ya que llevaban mucho tiempo esperando una obra mía. También de mucha gente que lo ha leído. A muchos el libro les ha abierto los ojos y yo me alegro. Por otro lado, fue para mí un honor que Fernando Jiménez del Oso se interesara por publicar mi libro en una de sus colecciones. Cuando lo leyó, me dijo que le había gustado mucho. Sin duda, estoy satisfecho con mi experiencia editorial y con el resultado. Creo haber ofrecido datos muy reveladores y poco conocidos. Y eso lo he notado en las palabras que me han transmitido entusiastas por estos temas y lectores como tú por ejemplo



 ¿Cuál de los enclaves en los que sigue yendo la gente a peregrinar en la actualidad te ha llamado más la atención? Me refiero a número de fieles, abundancia de donaciones, espectáculos en “vivo y directo”. Tengo muchas ganas de acercarme a uno de estos lugares para presenciar todo el “tinglao”.

- Es un espectáculo asistir a la Basílica Palmariana, erigida en su día por el megalomaníaco Clemente Domínguez, alias Gregorio XVII. Meterte allí es viajar en el tiempo. Parece que estás en la época del Concilio de Trento. El ambiente, las misas en latín, las mujeres con velos sobre la cabeza, las monjas tapadas de los pies a la cabeza, la ostentosidad de la curia palmariana, la iconografía religiosa tan recargada… Es una experiencia única. Pero en número de fieles, se lleva la palma El Escorial, convertida ya en el Fátima español. En sus 26 años de existencia se ha convertido en el más popular y más imitado lugar aparicionista de la geografía española. Yo te recomiendo que veas en directo ese “tinglao” mariano. Y ya me contarás qué te ha parecido.


 Cuéntanos algo del Moisés Garrido cotidiano. Aficiones, gustos, próximos proyectos…

- Bueno, soy una persona inquieta, con gran afán de curiosidad, de aprender, siempre con deseos de enriquecerme intelectualmente, de profundizar en los misterios del universo y la psique humana. Leo muchísimo ensayo, sobre ciencia, psicología profunda, filosofía, historia, teología, ateísmo, etc. Habitualmente escribo artículos para las revistas ‘Enigmas’ y ‘Más Allá’. También colaboro en diversas webs, como ‘Misterios’, de Fernando García, y ‘Odisea del Alma’ de Raúl Ortega, dos buenos amigos míos. En los últimos años estoy muy centrado en el estudio del Cristianismo, la Iglesia y su nociva influencia en la historia de occidente, el origen del sentimiento religioso en los pueblos primitivos, el misticismo, la filosofía, el paganismo, etc. Todo ello será tema para un futuro libro que estoy escribiendo poco a poco. Entre las aficiones, me encanta el buen cine de ciencia-ficción y de terror. Tengo debilidad también por el arte surrealista, preferentemente por las obras de Salvador Dalí, René Magritte y Max Ernst. El arte siempre me ha encantado, lo llevo en los genes. Mi padre es pintor y escultor y siempre tuve buenas dotes para el dibujo artístico. También me encanta la música, preferentemente electrónica, así como el pop y rock sinfónico. Cada vez que puedo, suelo escuchar Pink Floyd, Mike Oldfield, Supertramp, Tangerine Dream, Kraftwerk, Alan Parsons, Jean Michel Jarre, Klaus Schulze, Neuronium, Vangelis, etc. Asimismo me encantan las tertulias con gente que comparten inquietudes afines a las mías. En casa me reúno con colegas de estos temas y charlamos durante horas. A veces voy a Sevilla y me reúno también con veteranos ufólogos como Ignacio Darnaude, Manuel Filpo y Joaquín Mateos. Y, por supuesto, sigo investigando casos paranormales y ufológicos, aunque de forma muy selectiva. Soy ya muy exigente y tiene que ser un caso que merezca la pena. Hoy ya no me interesa acumular más casos. Ya tengo suficientes en mis archivos. Me interesa intentar encontrar posibles explicaciones y enunciar teorías. Hace falta hacer más filosofía y más ciencia sobre estos temas. Acaparar más datos para luego no saber interpretarlos, me parece una pérdida de tiempo. Además, siempre sostengo que la clave está en el factor-testigo, más que en lo que ha protagonizado, sea un OVNI, un fenómeno paranormal o la visión de la Virgen.


Cuestionario QueLeoAhora:

-         Un libro: El espejismo de Dios’, de Richard Dawkins.

-         Una película: ‘Encuentros en la Tercera Fase’.

-         ¿Qué personaje histórico te hubiera gustado ser? Galileo Galilei.

-         Un escritor: mi buen amigo Javier Sierra.

-         Un ídolo: Carl Gustav Jung. 

-         Un sueño: ver la llegada del hombre a Marte.

-         Un amor: amo el conocimiento, por encima de todo.

-         Un lugar: me encanta una playa solitaria para leer y meditar.

-         Te llevarías a una isla desierta… A Mónica Bellucci, sin dudarlo, jaja. Bueno, también algunos libros…

-         Persona o personaje con el que te gustaría salir a cenar. Para una tertulia elegiría a alguien más intelectual, pero para salir a cenar, vuelvo a quedarme con la bella Monica Bellucci, y tras la romántica cena, nos iríamos a esa isla desierta. ¡Y que nadie nos rescate!…

-         Un día que no olvidarás jamás. Hay muchos días en mi vida que no olvidaré jamás, tanto para bien como para mal. Un día inolvidable fue, por ejemplo, cuando tuve por fin mi libro en las manos, recién publicado. Fue un sueño cumplido.   



Comentarios