Lunes, 03 de noviembre de 2008
http://www.gentedigital.es/espana/noticia/3704/denuncian-a-la-fiscalia-del-menor-a-dos-padres-y-a-un-cura-por-presuntos-malos-tratos/
          
gentedigital.es/Joan Cantarero
26/6/2008 - 14:25

Los hechos denunciados paralelamente por los tíos y abuelos de los pequeños y la Asociación de Victimas de las Apariciones del Escorial ponen de manifiesto comportamientos de supuesta índole penal que rozan la alienación. Según ha sabido Gente de fuentes familiares los niños han sido sometidos supuestamente a palizas y castigos que inicialmente les infringían sus propios progenitores, con la intención de inculcar con mano dura comportamientos más cercanos a la doctrina que el holding de la señora Cuevas impone a sus seguidores, más allá incluso de la simple donación de todos sus bienes. Esto es, mas allá de obligar a sus adeptos a despojarse de cuánto tengan en beneficio de la "santa congregación de la virgen de los Dolores", exigen la práctica del castigo corporal sobre los menores descarriados que se niegan a someterse al dictado y a las estrictas normas que reinan en Prado Nuevo. Pero los hechos adquieren mayor gravedad cuando, según han logrado contar los niños, son hombres con sotana -supuestamente sacerdotes de la "dolorosa" - quienes ejercen la violencia física sobre los chicos con el supuesto beneplácito de los padres.

Según los hechos denunciados ante la Fiscalía del Tribunal Supremo de Justicia de la Comunidad de Madrid se dice literalmente que "con fecha de 15 de mayo se presentó en la Fiscalía del menor la situación de maltrato psicológico en la que se encuentran cerca de 15 menores envueltos en episodios de sangre, demonio y visiones de muertos".

 Añade la denuncia que "los menores están alojados en un chalet-comuna en carretera M-600, km 11,500, Finca la Magdalena (municipio de El Escorial) perteneciente al Entramado de fundaciones y asociaciones de las supuestas apariciones de El Escorial".

En la denuncia presentada por Juan Carlos Bueno, en nombre de la Asociación de Víctimas de las Apariciones de El Escorial, se asegura que "un comunicante anónimo sabemos que el pasado 15 de mayo la niña de 16 años (se oculta la identidad) denuncia a los servicios sociales de San Lorenzo de El Escorial que su hermano de 12 años y ella [misma] sufren malos tratos por parte de sus padres y un cura", y en este sentido asegura que "ese mismo 15 de mayo su hermano no ha podido ir al colegio por la paliza que le ha dado un cura".

En la denuncia se asegura que de que se tienen noticias de que el colegio donde están escolarizados los niños está en El Escorial y que los profesores ya habían detectado signos de malos tratos en los chicos a consecuencia de posibles palizas en su domicilio. Por esta razón el colegio citó a los padres para que comparecieran y en su presencia con un forense delante determinar el origen de las marcas detectadas en los cuerpos de sus hijos, pero los padres se negaron a tal encuentro, por lo que los hechos fueron directamente denunciados ante la Guardia Civil que comunicó los hechos al Juzgado de Instrucción número 1 de El Escorial que ha abierto diligencias.

La denuncia añada un informe del psiquiatra Francisco Alonso-Fernández, catedrático mérito de psiquiatría y académico de numerario de la la Real Academia de Medicina que califica a de "secta destructiva infanto-juvenil muy peligrosa" .

Los denunciantes aseguran que en este caso concreto de los hermanos de 16 y 12 años los familiares directos de los pequeños, los tios y los abuelos, tienen prohibido ver a los chicos, teniendo vetadas las visitas a La Magdalena, y recuerdan el padre de los niños aparecido en un programa de televisión agrediendo a dos periodistas, tras intentar sacar a su hija del colegio antes de acabar el curso pero que no puedo llevar a cabo su intento ante la oposición legal del colegio temerosos de que la niña pudiera sufrir represalias por sus denuncias.

Sin duda la narración de los hechos recuerdan escenas de otros tiempos en los que reinaba la cruel doctrina basada en la terrorífica máxima que decía que "la letra con sangre entra", generando un estado de enorme sufrimiento entre los niños. Tanto la Fiscalía de Menores de Madrid como el Defensor del Menor de esta comunidad autónoma han dado traslado de sus informes a los juzgados de El Escorial, donde se han abierto diligencia sobre este asunto, una causa más sino fuera por las características del proceso en el que las victimas de estos supuestos hechos son menores de edad.

Según declaraciones a GENTE de Juan Carlos Bueno, portavoz de la Asociación de Víctimas de las Apariciones de El Escorial, "las familias nos han informado que Amparo Cuevas ha ordenado la separación física de los padres de los niños, ya que la mujer, antes de integrarse en esta secta, decidió hacerse una ligadura de trompas y por esta razón Amparo Cuevas -siguiendo las instrucciones que le ha dado la Virgen- ha ordenado que el matrimonio duerma en casas distintas porque la mujer está en pecado, tal cual. A este nivel de manipulación y locura se llega ahí dentro".

EL NEGOCIO DE LA VIRGEN

No hay que olvidar que Amparo Cuevas y once de sus más fieles seguidores se enfrentan en los tribunales madrileños a graves acusaciones como secuestro, coacciones, falsedad documental, estafa y otros más, que en esencia se refieren a unos hechos que se remontan varios lustros. Tiempo en que de un modo sorprendente decenas de personas no han dudado en dejar con lo puesto a sus familias entregando todos sus bienes, desde joyas, obras de arte y, sobretodo, inmuebles, decenas de casas de pueblo, chalets, pisos y plazas de aparcamiento, que han ido engrosando un enorme patrimonio que ronda los 300 millones de euros, en torno a los 50.000 millones de pesetas.
Comentarios