Mi?rcoles, 19 de noviembre de 2008

Los “extraños y sangrientos fenómenos” provocados en 13 niños en las supuestas apariciones de El Escorial es calificado por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid de grave perturbación del desarrollo y salud mental de los niños.
( VER INFORME)

Desde la Asociación de Víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial apelamos a la sociedad española sobre uno de los aspectos más dolorosos ocasionados entorno a las supuestas apariciones de El Escorial: la utilización, manipulación y captación de niños.
Hace un mes denunciamos unos hechos de supuestos malos tratos a un niño de 12 años y una niña 16años (VER DENUNCIA)que vivían en la comuna "la Magdalena" perteneciente al complejo de las supuestas apariciones en El Escorial.
El día 15 de junio apareció publicado en el periódico El Mundo (LEER ARTÍCULO)un artículo en el que una niña de 15 años captada por este peligroso grupo explica "o me escapo o me suicido". La Fiscalía del Menor, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y el Instituto del Menor y la Familia han abierto los correspondientes expedientes para salvaguardar los derechos de los menores que viven en estas comunas.
Hemos recibido recientemente del Defensor del Menor el informe ( VER INFORME) del libro autobiográfico de estos supuestos fenómenos, vendido en su complejo de El Escorial titulado: "¿SON VERDAD LAS APARICIONES DE EL ESCORIAL? " de la autora Ángela Loyer-Krause.(VER PORTADA Y CONTRAPORTADA)
Dicho libro esta "revisado y ratificado personalmente por la propia Amparo Cuevas"(visionaria de El Escorial) y " muchas narraciones están tomadas de los apuntes privados de Julia Sotillo" (la persona para la que trabajaba Amparo Cuevas".
En dicho informe del Defensor del Menor se señala que en dicho libro:
-"se hace una continua utilización de los menores y de su inocencia".
-"las apariciones, estigmas aparecen como tónica habitualmente admitida como real por los adultos, llegaron los niños a interiorizarlo como algo normal".
-"la vidente empieza a sangrar como algo habitual y se convierte en una atracción en compañía de hijos"
-"es algo habitual en la que la vidente se transforma en distintos seres: Virgen, Jesucristo, ángeles y demonios".
El informe concluye:
-"dicho ambiente de haber existido resultaría completamente inadecuado para el correcto desarrollo de la personalidad de los niños"
-"se puede haber producido alteraciones en la capacidad de diferenciar la ficción de la realidad".
-"cabe la posibilidad de que se continúen desarrollando actividades en el mismo ambiente"
-"se inician actuaciones para garantizar la protección de los derechos de los menores"
A la gravedad de estos hechos hay que añadir la valoración hecha por el psiquiatra D. Francisco Alonso-Fernández que valoró a la visionaria Amparo Cuevas así como al aspecto de considerar a dicho grupo como secta infanto-juvenil:
"Amparo Cuevas posee la patología de personalidad histriónica, no diferencia la realidad de la ficción, con elementos masoquistas y todo ello condensado en episodios alucinatorios visuales y auditivos"
"es una secta porque tiene uno de los apéndices peores de las sectas que es el de constituirse como una secta infanto-juvenil"
"las sectas infanto-juveniles son las sectas que encierran mayor peligrosidad desde el punto de vista de lo que es el lavado de cerebro, el vacío de la personalidad y la introducción de las mentes juveniles de patología".
En el libro existen hasta 53 párrafos en los que se narra maltratos a 13 niños al hacerlos participar en episodios dantescos con supuesta sangre. Los hechos suceden fundamentalmente en casa del matrimonio Martínez Sotillos en San Lorenzo de el Escorial donde trabajaba de asistenta la visionaria Amparo Cuevas.
En esta "casa del terror" viven cuatro niños de 9, 7 ,1 año y una recién nacida y allí acuden "en ocasiones diariamente numerosas personas en varios turnos en estado anímico de miedo, horror, llanto y saliendo con pañuelos empapados en sangre". Estos niños han nacido y se han desarrollado en este ambiente patológico en una "casa del terror" donde la sangre aparece en sábanas y almohadas, personas sugestionadas y aterrorizadas con pañuelos empapados en el líquido rojo era algo habitual, cotidiano. La más pequeña de todas que nació en la cama dantesca se le bautizó "Luz Amparo" en honor a la visionaria y lleva años durmiendo en la habitación de la visionaria en su chalet de disfrute particular.
El lenguaje que se emplea en el relato de los hechos es: sangre (en 45 ocasiones), niña asustada, embrujada, fallecido, presa del miedo (3 ocasiones), muerta (3) extraños y sangrientos fenómenos, angustioso llanto (4 ocasiones), consternados, pierde el conocimiento, yerta, sobrecogedor, demonio (4 ocasiones), pálida, vómitos, arcadas, temblaba.
Ejemplo de reseña de relato autobiográfico de dicho libro: "...de 9 años narra: ese mismo día la vi sangrar las manos, los pies y la frente. También la he visto sangrar en otras ocasiones, que estábamos solos con ella mi hermana……(de 7 años ) y yo . Durante el éxtasis pidió agua y nosotros se la dimos empapando un pañuelo en agua y aplicándoselo a los labios y entonces ella chupaba."
Casi todos los niños involucrados están viviendo 27 años después dentro de este peligroso grupo en un ambiente patológico. El propio actual capellán: Julian Paulino Argüello nombrado por el Cardenal Rouco Varela aparece en dicho libro cuando contaba con 11 años: "…echada sobre un tresillo, rígida con snagre en la frente y en las manos. Así mismo, en el suelo había dos manchas de sangre…sacamos nuestros pañuelos y recogimos esta sangre. Todo lo relatado ha sido presenciado por Rosamary, mi hijo Julian y yo."
En dicho libro se narra también como los niños miran fijamente al sol y "no les hace daño", los daños oculares pueden ser irreversibles.
En otro momento el libro describe la presencia del demonio con su pincho en llamas que llega a quemar los muebles de "la casa del terror".
El colmo de la locura es que utilizan también a niños en escenas en las que la sangre brota del supuesto árbol de las apariciones. Aunque estos hechos sucedieron hace 27 años la patología sigue existiendo y aunque no utilizan el recurso de la sangre con tanta frecuencia se sigue utilizando unido al terror, la amenaza con la muerte,almas que vagan por el prado,el demonio, la enfermedad de forma habitual.

Comentarios